ENFERMEDADES COMUNES EN PECES

PUNTO BLANCO

La enfermedad del punto blanco en acuarios de agua dulce está causada por la presencia de pequeños protozos ciliados llamado Ichthyophthirius Multifiliis. La acción de este agente patógeno puede verse agravada por la aparición de otros parásitos que afectan a la piel y a las bránquias del animal.

Sintomatología

Esta enfermedad es sencilla de detectar debido a los enquistamientos de color blanco, que presenta el pez afectado en piel, aletas y agallas. Estos quistes pueden alcanzar el milímetro de diámetro y pueden formar costras de carácter irregular.

El comportamiento tipo del animal es el de rascarse contra la decoración del acuario, presentando al mismo tiempo el ritmo de respiración altamente acelerado.

Es frecuente la aparición de infecciones bacterianas.

Afección

El Protozo responsable de la enfermedad utiliza en su vida el cuerpo de su huésped para desarrollarse. Una vez maduro se desprende cayendo al fondo del acuario, donde tras envolverse en una membrana se reproduce llegando a formar centenares de nuevos individuos que salen al agua libre en busca de un nuevo inquilino al que parasitar. Si no lo encuentran en un breve periodo de tiempo mueren.

El tiempo necesario para la reproducción del parásito se ve sumamente acelerado con temperaturas elevadas. Pudiendo quedar aletargado en caso contrario. Por encima de los 30º C encuentra su límite de supervivencia.

Un alto volumen de habitantes en el acuario implica más facilidad para que este ciclo reproductivo se complete.

Tratamiento

Mientras que el parásito se encuentre en el cuerpo de su inquilino resulta invulnerable a cualquier tratamiento de tipo químico, ello es debido a que se incrusta más alla de la capa exterior de la piel del pez. Por tanto la aplicación de cualquier tratamiento químico es efectivo en las restantes fases del proceso reproductivo.

En la actualidad existen el mercado diversos tratamientos que resultan 100% eficaces, logrando disminuir la incidencia de está enfermedad a su punto más bajo. Por ello y si no se complica con la aparición de infecciones bacterianas la mortandad por esta causa es del 0%.

La marca TETRA, ofrece ICK GUARD, un producto muy efectiva para ésta enfermedad: 

Existen algunos otros métodos para eliminar a estos parasitos que requieren de las siguientes acutaciones:

  • Aumentar la temperatura, durante varias horas al día y al menos durante 3 días, a 32º C. Siempre claro está que los peces lo toleren.

  • Dejando el acuario sin peces durante un periódo mínimo de 7 días a una temperatura inferior a los 20º.

                                                                                                                                                    AQUARIUM FISH ARGENTINA.

PODREDUMBRE EN ALETAS

La podredumbre de aletas causada por colonias de bacterias puede desencadenarse a consecuencia de un mal estado del entorno o de la salud del animal o como efecto secundario de otras afecciones. Existen diversas bacterias causantes de la enfermedad como Aeromonos, Pseudomonas y Mixobacterias.

No todas las bacterias presentes en el medio son dañinas, las hay que son muy útiles, un tratamiento antibacteriano equivocado acabaría también con estas bacterias o crearía una resistencia hereditaria al fármaco, por lo que se debe ser preciso a la hora de actuar. Las bacterias cuando son muy numerosas pueden ser detectables por un paulatino enturbiamiento del agua.


SINTOMATOLOGIA
La podredumbre bacteriana de aletas siempre es detectable, excepto en su estado inicial, debido a que se produce una destrucción paulatina de las aletas del animal visible para el aficionado.

Las aletas se pueden mostrar deshilachadas, rotas o partidas o simplemente desintegradas. Es común que una aleta afectada presente además otro tipo de infecciones, como la denominada enfermedad del algodón. Con el avance de la enfermedad la aleta quedará destruida y reducida únicamente al nacimiento descompuesto.

Posteriormente la infección se propaga por el cuerpo. La aparición de la enfermedad manteniendo el tanque en malas condiciones puede provocar el contagio del resto de peces.

AFECCION

Las infecciones bacterianas en un primer estadio de la enfermedad causan desgarros y destrucción en las aletas semejantes a las provocadas por un mordisco en una pelea. Con un tratamiento adecuado la aleta volverá a crecer normalmente.

Sin embargo, un retardo en el tratamiento o en la corrección de las condiciones ambientales provoca el desarrollo de la infección, provocando una infección sistemática en todo los órganos del animal que irán siendo destruidos y que acabara sin remedio con la muerte del animal.

Dicho retardo provocará también sin lugar a dudas una reproducción de la colonia bacteriana que si se encuentra en condiciones óptimas atacará al resto de inquilinos del acuario.

TRATAMIENTO

El mejor tratamiento posible para cualquier enfermedad es la prevención de la misma. La podredumbre de aletas no suele hacer acto de presencia en acuarios bien mantenidos, con cambios periódicos del agua, ciclo del nitrógeno correctos y buena temperatura.

A los primeros síntomas de la enfermedad es necesario actuar con rapidez, aplicando un antibacteriano de amplio espectro y mejorando las condiciones de mantenimiento del acuario.

Comercialmente, la marca TETRA, ofrece, LIFE GUARD, un tratamiento eficaz para las aletas dañadas:

Mejorando la dieta que les damos a nuestros peces mejoraremos su estado de salud. En caso de mantener peces que soporten el agua salobre como los ovovivíparos, podremos añadir sal al agua para combatir los hongos.

Por último recordar que los antibacterianos tienen mayor o menor incidencia, dependiendo del producto, sobre la colonia bacteriana y el ciclo del Nitrógeno. Por ello se deben seguir rigurosamente las instrucciones de uso del fabricante y realizar los tratamientos enteros. Tratamientos en cantidades inapropiadas o por un menor periodo de tiempo puede provocar una resistencia hereditaria de la bacteria al tratamiento, por lo que dejará de ser efectivo.

                                                                                                                                                    AQUARIUM FISH ARGENTINA.

HIDROPESIA

La Hidropesía en sí no es una enfermedad, se trata de la sintomatología que presenta un pez afectado por diversas infecciones, malas condiciones acuáticas o trastornos en su metabolismo. Esta sintomatología queda patente por la inflamación del abdomen debido a la retención de líquido en los tejidos. Debido a esta inflamación las escamas se erizan. Cuando estos síntomas aparecen debemos de mirar más allá del pez afectado puesto que la razón de esta dolencia puede estar causada por algún trastorno que está presente en el acuario y puede afectar al resto de animales.

SINTOMATOLOGIA

La presencia de Hidropesía es muy sencilla de detectar a simple vista puesto que el pez presenta las aletas erizadas y un hinchazón anormal en la zona abdominal. Además de estos síntomas tipo se pueden presentar otras complicaciones en forma de enrojecimiento de la zona anal o en la base de las aletas, perdida de apetito, oscurecimiento, palidez en las agallas y ojos saltones.

Afección

Este tipo de afectación suele estar provocada por la presencia de bacterias de los tipos Aeromonas y Mycobacterium. Este ultimo tipo de bacteria comprende a las causantes de la denominada Septicemia Hemorrágica producida por infección interna. Tanto en la generada por virus como por bacterias se pueden observar sintomatologías similares a los de la Hidropesía.

 

Otra de las afecciones que provocan la sintomatología serían los trastornos físicos a nivel interno por ejemplo de los riñones. Una de los principales motivos que parecen provocar este tipo de trastornos físicos serían el mantenimiento de unas malas condiciones acuáticas ricas en nitritos y amoniaco.

Aunque todos los tipos de peces pueden padecer Hidropesía hay especies que presentan una mayor debilidad. Especialmente los peces de agua dulce aunque se producen casos no muy habituales en el acuario marino. De entre las especies de peces de agua dulce las más propensas serían las englobadas en la familia de los belóntidos (en especial Colisa Lalia y Trichogaster), cíclidos y vivíparos (Guppys y Mollys en especial los aleta de velo). Entre los peces de agua fría también es una afección corriente que suele presentarse tanto en acuarios como en estanque. Siendo los Koys y las diferentes variedades de Goldfish las más afectadas. 


TRATAMIENTO

Debido a que los síntomas pueden estar causados por múltiples agentes patógenos el tratamiento a aplicar se vuelve algo impreciso. Como resulta imposible para el aficionado medio conocer si el origen de la dolencia es infecciosa lo más recomendable es aislar a los animales afectados, cuidando al máximo la calidad acuática y su alimentación. Podemos tratar el acuario hospital con un medicamento de amplio espectro, como FUNGUS GUARD de TETRA:

En caso de no disponer de acuario auxiliar lo primero que deberemos hacer será controlar los parámetros acuáticos y los niveles de amoniaco. Si hubiese alguna desviación deberemos corregirla. Podemos utilizar medicamentos de amplio espectro en sus medidas preventivas y cuidaremos la alimentación.

Para casos perdidos o especialmente avanzados debemos aplicar antibióticos.

                                                                                                                                                    AQUARIUM FISH ARGENTINA.

AFECCIONES EN LA VEJIGA NATATORIA

La vejiga natatoria es un órgano en forma de saco que tienen los peces situado en la mayoría de los casos por encima de los órganos vitales. Este saco, donde podemos encontrar gases como el oxígeno y el nitrógeno, puede ser hinchado y deshinchado a voluntad por el animal para subir en la columna de agua, mantenerse estático a cierta altura o descender en la misma.

En ocasiones y debido a varias causas como un mal mantenimiento de las condiciones acuáticas, cambios súbitos de temperatura, infecciones bacterianas o víricas y en algunas especies concretamente por una alimentación inadecuada causan que la vejiga no pueda ser hinchada y deshinchada a voluntad con lo que el animal afectado presentará problemas de flotabilidad, quedándose en el fondo si no puede hincharla o nadando ladeado, inclinado o volteado en caso de hinchazón.

Los Ciprínidos, entre los que podemos encontrar los más populares peces de agua fría, son una familia especialmente propensa a padecer esta dolencia debido a que la vejiga natatoria está unida por un conducto llamado pneumocístico al tracto digestivo. Este conducto permite emplear el esófago para evacuar gas con lo que el control de la flotabilidad es mayor. Sin embargo, demasiado a menudo, dietas inadecuadas provocan que este conducto se comprima con lo que se produce la imposibilidad de vaciar el saco. Este echo ve multiplicado sus efectos en variedades de carasius de forma oval variados genéticamente como orandas, colas de velo o fantail.

 

Síntomas

Los problemas relacionados con la imposibilidad de hinchar o deshinchar a voluntad la vejiga se producen de repente en animales cuyo aspecto externo indican aparentemente un buen estado de salud. Sin embargo, el animal parece incapaz de mantener la posición de natación normal. En aquellos animales que no pueden evacuar el gas presentan problemas de flotabilidad pudiéndose encontrar ladeado hacia un lado, flotando de costado o de espaldas a la superficie en aquellos casos más graves. Animales con pequeños problemas habitualmente compensan la estabilidad con un movimiento constante de aletas. En el caso de no poder hinchar la vejiga el animal tiene problemas para subir por la columna de agua y permanece sobre el sustrato.

En algunas ocasiones puede presentarse casos de hidropesía, ésta es otra dolencia de origen generalmente vírico o bacteriano también afecta a la vejiga imposibilitando el correcto funcionamiento de la misma.

Incidencia de la enfermedad

Afecta a sujetos determinados y su presencia en el acuario no es causa de afección a otros animales, siempre y cuando su origen no sea en una infección bacteriana de los órganos digestivos. Tanto si está causada por una alimentación pobre en fibras, inadecuada o un mal mantenimiento los daños causados en el saco suelen ser irremediables. En estos casos la única opción que nos queda es proporcionar al animal las mejores condiciones que podamos o en caso extremo su eliminación de forma indolora.
 

Tratamiento y Control

Debemos diferenciar entre anomalías provocadas por un mal mantenimiento, anomalías debido a una mala alimentación (lo más común entre carasius) y anomalías debido a degeneraciones genéticas. Por último en los casos que una afectación de este tipo aparezca como efecto secundario de un caso de hidropesía, deberíamos tratar de resolver la causa de la dolencia principal con la esperanza de que eliminando esa inflamación o retención de líquidos se solución la obstrucción de la vejiga.

En casos de mal mantenimiento se logran mejoría corrigiendo las causas de empobrecimiento del medio además sería recomendable trasladar al animal afectado a una cubeta con poca profundidad donde mantenerlo durante unos días con una temperatura de unos grados superior al del tanque de origen. Además podemos añadir a la cubeta un tratamiento antibacteriano o sal no iodada (máximo 1gr/litro). Si no mejora con ninguna solución y el animal no se valiera por si mismo se deberá eliminar de forma indolora.

Problemas alimenticios

Los Carasius, como ya hemos comentado, y entre ellos las variedades más redondas presentan habitualmente este tipo de problemas cuando se les ofrece alimentos comerciales con poca fibra. Estos animales tienen un aparato digestivo largo orientado a asimilar grandes aportes vegetales. Sin embargo es muy común que a estos animales tan glotones se les ofrezcan preparados indicados para peces tropicales, por mal asesoramiento o por desconocimiento, con lo que se producen a menudo problemas de retenciones que afectan a la vejiga.

Entre las soluciones disponibles serían las de alimentar en pequeñas cantidades con trozos de guisante hervido sin piel del tamaño de la boca. Este alimento rico en fibra sirve de laxante y por tanto tenderá a liberar la zona retenida. Es conveniente que aunque nuestros animales no presenten estos problemas les ofrezcamos dos o tres veces por semana esta legumbre, alimento que por otra parte les encanta. Unos días de ayuno completo también pueden ayudar a liberar la obstrucción digestiva.

En aquellos casos de deterioro importante de la vejiga solucionar la obstrucción no conseguirá que el animal recupere su capacidad para controlar la flotabilidad.

                                                                                                                                                    AQUARIUM FISH ARGENTINA.

CONTACTO
Contador de visitas:

Av. Brig. Juan Manuel de Rosas 41,

C.P. B1752

Lomas del Mirador, Buenos Aires

 

E-mail

aquariumfishargentina@hotmail.com

COPYRIGHT 2014 - AQUARIUM FISH ARGENTINA - Todos los derechos reservados.